28 abr. 2011

Campaña para prohibir el ENDOSULFAN en Argentina


Hacia la prohibición del endosulfan uno de los insecticidas más utilizados en le Cono Sur

Javier Souza Casadinho

El endosulfan debe ser prohibido y existen muchas razones para hacerlo.

La deforestación, la expansión de la superficie de siembra con monocultivos, la ausencia de rotaciones junto a la intensificación en el uso de plaguicidas – masificación – ha determinado un incremento en las poblaciones de insectos perjudiciales junto a una merma en los benéficos. Los plaguicidas suelen utilizarse a fin de controlar o mitigar el accionar de insectos , hongos e hierbas silvestres, se trata de tecnologías químicas utilizadas aisladamente en ausencia de un plan integral de de manejo. La aparición de resistencia s en insectos y malezas lleva a los productores a utilizar dosis de aplicación cada vez más elevadas, incluso a realizar un mayor número de aplicaciones. Esta situación es un claro indicador de la ineficacia del manejo basado en insumos químicos.

También el cambio climático, veranos más secos e inviernos benignos, pueden predisponer a la aparición de mayores poblaciones de insectos y por ende mayor más utilización de plaguicidas.

En el caso específico del Endosulfan , hexacloro- endometileno- biciclohepteno-bis, que posee una clasificación química de organoclorado; actúa sobre insectos por contacto e ingestión. Aunque con altas temperaturas puede actuar por inhalación. Siendo extremadamente tóxico para peces, posee como restricción la no aplicación en las cercanías de cursos de agua. Se lo cataloga como moderadamente tóxico para abejas y aves. En los países del Cono sur esta clasificado como producto muy peligroso, clase Ib

Por lo general se utiliza para combatir insectos en los cultivos de cereales, alfalfa, algodón, florales, hortalizas, girasol, lino, maní tabaco y soja, presentándose una tendencia creciente en cuanto a la comercialización y utilización, por ejemplo es el principal insecticida comercializado en la Argentina solo superado en los años 2002 y 2003 por la cipermetrina.

Respecto a su impacto en los seres humanos existe evidencia científica de su acción en el sistema nervioso central, en el sistema inmunológico y su acción como disruptor endócrino.

Diversos estudios de campo y laboratorio demuestran el impacto del Endosulfan sobre la fauna silvestre. En este caso vale destacar que su impacto sobre los organismos puede ser ya por que las aplicaciones alcancen los cursos de agua como por contaminación de los cursos con partículas de suelo conteniendo este producto – arrastradas por el efecto erosivo del agua-.Jergentz y otros (2004)[1], citado por Ronco A.[2], estudiando la toxicidad de los plaguicidas y efecto sobre los invertebrados en diferentes ecosistemas pampeanos han demostrado el efecto sobre la especie Saphnia magna. En estos ensayos se observo una mayor concentración de endosulfan en partículas de suelo, efecto que se relaciona con la ocurrencia de procesos erosivos.

En el caso de los peces, un trabajo de investigación realizado el ríos de la provincia de Buenos Aires, Argentina, (Carriquiriborde, 2005)[3] permitió detectar una mayor cantidad de muertes generalizadas de peces desde las 24 hasta 72 horas luego de la aplicación de endosulfan en las cercanías

Lo importante no es solo considerar la capacidad tóxica del producto medida partir de su dosis letal media[4] sino considerar además la posibilidad de producir enfermedades crónicas como el cáncer, Mal de párkinson, alteraciones endocrinas, etc. Debiéndose considerar no solo a la toxicidad especifica sino a las condiciones de uso. Un producto catalogado como moderadamente tóxico puede volverse muy peligroso si es comercializado libremente, se vende fraccionado y se utiliza sin respetar las más mínimas normas de protección, tanto para quien los aplica como para los que se hayan en las inmediaciones.

Existen alternativas químicas al endosulfan, productos plaguicidas con menor toxicidad aguda, que deben utilizarse bajo un adecuado plan de manejo y no aisladamente. Además debería encararse un adecuado sistema de control de distribución, comercialización, uso de estos productos. En especial esta última etapa requiere el monitoreo continuo de las condiciones ambientales y sociales de aplicación y estudios epidemiológicos de la población expuesta.

Pero lo que es más importante existe la posibilidad de prescindir de la utilización del endosulfan a partir de la recreación de agroecosistemas integrados, manejados bajo el sistema agroecológico. Para ello se deben integrar saberes científicos y comunitarios tomando al sistema de manera integral y favoreciendo la interacción de elementos.

Ante lo expuesto, desde la Red de Acción en Plaguicidas y sus alternativas solicitamos la inmediata prohibición de la importación, fabricación , distribución y utilización del Endosulfan en nuestro País.


Javier Souza Casadinho

Coordinador regional RAPAL



[1] Jergentz y otros. 2004. Linking in situ bioassays and dynamics of macroinvertebrates to assess agricultural contamination in streams of the Argentine Pampa. Enviramental Ecotoxicology and Safety 59, 133-141

[2] Ronco A. y otros. 2008. Integrated approach for the assessment of biotech soybean pesticide impact on low order stream ecosystems of the Pampasic region. En ecosystem Ecology Research Trends. Pp 209.239 Nova Science Publisherc. Inc.

[3] Carriquiriborde y otros .2005. Evaluación del impacto de pesticidas asociados al cultivo de soja RR sobre poblaciones de peces mediante estudios de campo. III Congreso de Limnología. Cal III. Chascomús. Sociedad Argentina de Limnología.

[4] Cantidad de producto, expresada en gramos , que elimina al 50 % de los animales de laboratorio que han sido sometidos a la ingesta de un tóxico